Blog
Dic 07

Las Praderas de césped ¿son sostenibles?

IAP Solutions lidera un Ensayo en el CENTER de Praderas Sostenibles e Inteligentes

Esta es la pregunta que nos hacemos cuando hablamos de praderas de césped ¿Es posible que sea sostenible un modelo de jardinería que incorpore este tipo de cobertura vegetal? En lo referente a los Campos de Golf y Campos deportivos, en los que las praderas de césped son el elemento vegetal principal, soluciones tecnológicas que permitan mejorar la eficiencia en su conservación, son claves para su sostenibilidad en el tiempo.

En este artículo describimos las líneas de investigación que se están llevando a cabo para integrar las praderas en una Jardinería sostenible.

Las praderas de césped, en su forma habitual de utilización aportan múltiples beneficios, así como numerosos inconvenientes.

Entre los beneficios destacan:

  • La pradera es una cubierta relativamente económica y duradera que protege el suelo de las perdidas por erosión. El suelo es un recurso natural no renovable, lo que implica que su pérdida y degradación no son reversibles a escala humana.
  • La cobertura de praderas de césped es una solución para evitar escorrentía. En periodos de lluvias, e incluso de inundaciones, las praderas de césped realizan una función fundamental de infiltración del agua. Aunque las raíces son menos profundas que las de otras especies vegetales, su elevada densidad favorece que se frene el agua y mejore su percolación, evitando la escorrentía.
  • Una función muy importante del césped es la mejora del suelo, mediante la materia orgánica que aporta, procedente de la proliferación de raíces y hojas.
  • El césped actúa como una trampa para el polvo y las partículas en suspensión de la atmósfera, mejorando la calidad del aire.
  • Los céspedes son mejoradores netos de la estructura del suelo, y permiten el alojamiento en su seno de fauna y microorganismos capaces de descomponer la materia orgánica del suelo, provocando una estructura granular que permite una mayor conductividad hidráulica y aumenta su capacidad de campo.
  • La flora microbiana del suelo, asociada a la rizosfera del césped ejerce como un potente filtro y depurador de las aguas que pueden contener contaminantes como Pb, Cd, Cu y Zn.
  • Las praderas de césped absorben CO2. El Servicio Norteamericano de Investigación Agrícola (SAR) y la Universidad de Colorado, (David Elstein), han concluido que una hectárea de terreno cubierta de césped, es capaz de fijar 2,2 toneladas de CO2 al año. Es importante el equilibrio de absorción y de producción de CO2 que se genera en las labores de mantenimiento, para que realmente funcione como sumidero de CO2.
  • Una superficie de 5 m² de césped produce el oxígeno consumido por una persona en un día entero.
  • Una superficie de césped de 200 m², tiene el mismo efecto de refrescar que 70 toneladas de frigorías, lo que serían 17 aparatos de aire acondicionado. (”Fuente: Dr. Thomas L. Watschke Pennsylvania State University «Los beneficios ambientales de Céspedes y su impacto en el efecto invernadero”).
  • Beneficios de ecobienestar, creando zonas de juegos, esparcimiento, tomar el sol, zonas seguras.

Los principales inconvenientes de las praderas de césped son:

  • Elevado consumo de agua respecto a otras especies vegetales. Refiriéndonos a sistemas de riego habituales de aspersión.
  • Elevadas necesidades de mantenimiento, con siegas semanales en los periodos de máximo crecimiento. Que repercuten en costes de mano de obra y en generación de CO2 por el empleo de maquinaria que emplea combustibles fósiles.

Aunque son muchos los beneficios que aportan las praderas y pocos los inconvenientes, estos últimos son muy importantes.

Dentro del turismo y su diversificación se promueve el turismo deportivo y de naturaleza, en el que se encontraría el turismo de Golf y en el que España ostenta una posición de destino líder entre los principales mercados europeos. La importancia de ofrecer campos de golf de calidad y que a la vez se gestionen de forma sostenible, es decir que consuman pocos recursos, que generen pocos residuos y a la vez ofrezcan beneficios ecosistémicos es clave para su conservación y la generación de riqueza social, económica y medioambiental.

¿Qué pasaría si existiera un sistema de riego altamente eficiente que redujera el consumo de agua del césped a la mitad, y que se igualase al consumo de agua de la masa arbustiva? ¿Qué pasaría si, además ese sistema de riego permitiera usar aguas regeneradas, sin el inconveniente para la salud pública de la pulverización con los sistemas de riego tradicionales del césped de aspersores y difusores? ¿Sería además interesante, que se pudiera practicar el juego mientras se está regando sin que afecte al juego?

La respuesta sería contundente, que los beneficios medioambientales que aportan estos espacios al entorno serían muy destacables, respecto a los inconvenientes que se verían minorados pues el consumo de agua para el riego se reduciría a más de la mitad.

Ante este marco de conservación de las áreas verdes existentes y un crecimiento de nuevos espacios verdes de calidad, incluyendo en estos los campos de golf, se precisan sistemas de riego más eficientes, que reduzcan el consumo de agua y que a la vez permitan la utilización de aguas regeneradas y con aplicación directamente a las raíces de las plantas, evitando perdidas por evaporación o escorrentía, a través de tuberías de riego por goteo subsuperficiales y sistemas de gestión inteligente que recaben información de sensores y en función de las especies vegetales recalculen las dosis óptimas de riego.

Con la incorporación de máquinas de siega y perfiladoras eléctricas para el mantenimiento del césped con el objeto de reducir las emisiones de CO², se consigue que el binomio, absorción y generación de CO² de las praderas de césped, de un resultado beneficioso para la lucha contra el cambio climático, siendo consideradas un sumidero de CO².

En la Finca “El Palomar” de San Fernando de Henares (Madrid), donde está ubicado el CENTER (Centro Nacional de Tecnología de Regadíos) que está adscrito a la Subdirección General de Regadíos, Caminos Naturales e Infraestructuras Rurales del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación, se están llevando a cabo ensayos que superen determinados retos científicos y tecnológicos, aportando nuevos conocimientos, que incrementarán la eficiencia del riego y la sostenibilidad de los recursos en  las áreas verdes de las ciudades.

 

Dentro de este marco de colaboración con el CENTER (www.center.es), la empresa Tecnológica IAPsolutions, experta en la gestión inteligente de los sistemas de riego, está liderando un ensayo junto con empresas especializadas en soluciones de riego eficiente como AZUD (www.azud.com) y RIEGO TURF (www.riegoturf.eu) con el fin de obtener datos sobre la eficiencia del riego subterráneo e inteligente en las praderas de césped. Proyecto que se denomina “Praderas de césped Sostenibles e Inteligentes”.

Cada vez más, el riego subterráneo se presenta como una alternativa de gran potencial para optimizar el consumo de agua, siendo uno de los sistemas de riego con más proyección de futuro, ante la escasez de un recurso tan preciado como es el agua y la posibilidad de utilización de aguas regeneradas sin riesgo para las personas. La integración de sistemas de control son claves para la aplicación de los riegos con precisión. En este ensayo, IAPsolutions ha incluido en cada una de las parcelas, sensores de humedad, contadores, manómetros y actuadores de las electroválvulas que se comunican vía radio LoRaWAN  (sin cables) con su Gateway (FieldAgent) para el control del riego de forma remota en tiempo real. IAPsolutions ha incluido también en el sistema de ensayos una estación meteorológica.

 

    

En la primavera de este año se inició el Piloto de “Praderas de Césped Sostenibles e Inteligentes, para ello se crearon en el CENTER, cinco parcelas de césped (mezcla 85 % Festuca arundinacea y 15 %  Poa Pratensis) de 5×5 m². A la parcela testigo se la ha dotado de un sistema de riego tradicional con difusores y a lo largo de esta campaña de riego, se ha comparado el consumo de agua de esta parcela con el de las praderas de césped, donde se ha instalado el sistema de riego por goteo subterráneo de AZUD, RIEGO TURF e IAPSOLUTIONS.

 

 

El resultado obtenido en la campaña de riego de verano ha sido muy satisfactorio, pues se ha conseguido que las praderas con riego subterráneo consuman menos de la mitad de agua que la pradera con difusores, sin verse afectada la estética de las mismas, llegando a consumos diarios como media de 3 l/m² en los meses de agosto y septiembre. Como referencia, en Madrid se riegan las praderas de césped mediante aspersores y difusores con una aportación diaria unos 6-10 l/m².

El ensayo de Praderas Sostenibles continuará la próxima campaña, donde se procederá a aplicar inteligencia artificial al sistema de forma que las praderas se rieguen en el momento y volumen preciso en base a parámetros como humedad y temperatura. Para lo que se marca como objetivo obtener un ahorro adicional del consumo de agua del 20 %.

Leave a reply