Blog
Sep 21

AL AMANECER DEL VALDERRAMA MASTERS

Por David Serra, voluntario en el Estrella Damm N.A. Andalucía Masters 2020, celebrado del 3 al 6 de septiembre en el Real Club Valderrama.

Toda la vida he respirado las tradiciones de mi entorno, el campo, la agricultura, la sierra, y he escuchado a los mayores contar sus experiencias o mejor dicho “batallas”. Incluso he llegado a apreciar la sabiduría que esconden los refranes y el saber popular, y es que “hay trenes que solo pasan una vez en la vida”.

Participar como voluntario en la preparación del Valderrama Masters 2020, engloba todo lo que un Greenkeeper puede desear en su carrera: tradición, espectáculo, también ir más allá de los límites y poner el campo en condiciones como solo Valderrama es capaz.

Este año es especial, todos lo sabemos, pero me voy a centrar en lo que de verdad importa.

Después de muchos esfuerzos, tira y afloja por parte del anfitrión, Real Club Valderrama, y por parte del organizador del evento, European Tour, se consigue convocar la celebración del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters 2020 en Cádiz, España.

Será con un público limitado, pero será, que no es poco. El primer evento de golf y creo que deportivo en el mundo que permitirá la entrada de gente. Y naturalmente emitido por televisión globalmente.

Casi como con el espíritu de la Ryder Cup de 1997, Valderrama, como lo conocemos todos, puede ser una vez más el golf de referencia en el mundo. Y dirigiendo este proyecto de tal envergadura, gente de la casa que conoce muy bien el campo, su equipo y su historia, Adolfo Ramos y Juan Antonio Guerrero.

Me gustaría mencionar a todos los voluntarios que, llegados de muchas partes de España, y dejando sus responsabilidades, se han ofrecido como yo, para participar en este torneo único.

Hablamos de Fran y Fernando Heras (Mallorca), también de Javier Arcas (Guadalhorce, Málaga), Ismael y David (RFEG, Madrid), Alex Wilson (Fontana, Austria), Miguel (RC Sevilla), Paco (Añoreta, Málaga), Juampa ( La Reserva, Cádiz), Pablo (Cantabria);  Jesús, Alfonso, Diego, Fernando y Eloy (Cádiz).

 

Por mi parte, brevemente quiero destacar la atmósfera de levantarse a las 03:30h, prepararse para ir al campo, salvando los controles rutinarios de acceso + Covid-19 +…, ese momento de la mañana de reunirse con el equipo, de ir conociéndose día a día, de compartir las mismas preocupaciones de la vida y de disfrutar de darlo todo para la semana del torneo.

El mejor momento de la jornada es cuando empieza a salir el sol y las cosas empiezan a tomar forma. El trabajo ya estaba hecho de antemano por el propio equipo del campo antes de nuestra llegada, ahora de lo que se trata es de hacerlo brillar con toda su fuerza.

Valga como ejemplo la imagen de portada en el Hoyo 17 casi a punto de acabar la jornada, cuando el sol te recuerda que el día solo acaba de comenzar y que el espectáculo empieza ahora.

Lo más complicado es, sin lugar a duda, soportar la presión en los primeros días del torneo, ya que no siempre presentarás el campo con su lado amable, sino más bien el Valderrama que no deja indiferente a nadie. Añádele viento de Levante de 40 km/h y unos greenes bien firmes y ocurre que antes de acabar la primera vuelta ya hay 3 jugadores del torneo que prefieren no acabar el día.

Y es que esa es la personalidad de Valderrama, o vienes preparado, o nada más empezar estás fuera.

Me gustaría finalizar con el pensamiento en todos los Greenkeepers, pronto el día 23.09.20 celebraremos nuestro día y, dados los tiempos que corren, me gustaría que este pequeño reportaje sobre Valderrama sirviera para dar esperanza a todos aquellos que ya no se sienten con fuerzas, que piensan que ya no vale la pena, o que no se nos reconoce lo suficiente el esfuerzo y sacrificio que hacemos todos los que trabajamos en esto para presentar el campo como nadie pueda imaginar. Que se sepa que pusimos sangre, sudor y lágrimas en ello.

Como escenificación de lo que hablamos…  el agradecimiento de la organización del European Tour y Real Club Valderrama con Adolfo Ramos como el responsable del campo, acompañando al ganador del torneo y demás personalidades, y a los 30 min, con la americana todavía puesta atendiendo un reventón de tubería provocado por las máquinas que desmontan algunas estructuras tras la finalización del evento.

Ese es el espíritu de todo GREENKEEPER, siempre listos, ¡¡siempre preparados!! Todavía no se ha acabado la música de la fiesta y ya tienes que ir preparándote para lo que viene, incluso sin saberlo.

Permitidme agradecer a los responsables de la empresa donde trabajo, Francesc y Xavi, el apoyo incondicional que me brindan para poder hacer esto posible, y naturalmente al Real Club Valderrama, y en concreto a Juan Antonio y Adolfo la invitación para acudir y participar en este torneo. Todo su equipo lleva esto por las venas casi ya al nacer.

Para aquellos que no conocen Guadiaro, localidad donde se encuentra la urbanización de Sotogrande y por ende todos los campos de golf de la zona, es una pequeña pedanía de San Roque, donde el golf es parte de la vida de la gente. No es de extrañar ver a un panadero jugando al golf con su familia el fin de semana, o que tu vecino sea un profesional del golf, o que hizo de caddie de…, incluso que estemos los voluntarios hospedados en el hostal de nuestro conocido “Salvador González” y que puedas hablar con sus hijos/familiares y compartir experiencias.

Y es que simplemente aquí en Cádiz, en Andalucía, en esta parte de España, llevan toda la vida entendiendo el golf como muchos de nosotros intentamos explicar en nuestras casas (¡¡y no siempre nos entienden!!).

 

 

 

Leave a reply